jueves, 16 de septiembre de 2010

POR UNA HUELGA GENERAL CIUDADANA EN ANDALUCIA

Vivimos en un momento clave para nuestra sociedad andaluza y española, es un momento de inflexión. Esta claro que el sistema de vivir al día, de gastar más de lo que se tiene, de quererlo todo sin esfuerzo, de no importar que deparará el futuro a las próximas generaciones, de pasar de principios y valores que han propiciado tanta corrupción en todos los sentidos y esferas, tanto en lo público como en lo privado, nos han llevado a esta crisis tan profunda que tenemos, no sólo en lo económico que quede claro.
Andalucía padece esta crisis más gravemente por su situación siempre por debajo de las medias de los indicadores del estado español, como es el empleo, como son las diversas medidas de rentas, como es su representación en el sistema financiero, la falta de empresas, en la formación, en la educación u otros indicadores.
Ante esto, la ciudadanía andaluza tiene que hablar, no puede ser mera espectadora, si se mantiene en ese letargo, aceptando lo que les caiga mientras nos manipulan conscientemente con políticas de “pan y circo”, luego será tarde, ya protestar no servirá para nada.
Estamos en un momento donde se esta decidiendo la tendencia en las políticas que va haber en las próximas décadas, el giro que pretende el PSOE de Zapatero, es la limitación del estado de bienestar que se había conseguido con muchos esfuerzos, es la perdida de derechos a las clases trabajadores y de las clases medias, es acentuar un paso más, más bien zancada, en el modelo neoliberal.
Zapatero conocía desde hace tiempo lo que venía, tiene asesores por cientos en nómina, algunos premios nobels incluidos con los que se fotografiaba que supongo lo advertirían, o como ha declarado el señor Solbes que se lo decía sin que le hiciera caso, aunque hay una mayor prueba con su gran crítica en las primeras elecciones generales en las que participo como presidenciable, donde critico “al ladrillo” y sus consecuencias, labrado por Aznar con esmero, pero sin embargo no tomo ninguna medida para remediar esa burbuja, sólo le intereso lo políticamente correcto para los poderes económicos, políticas electoralistas y clientelares, engañando y mintiendo a todos los ciudadanos, empezando por los que se consideran de izquierda. Zapatero es el gran populista de la democracia, es un Perón moderno, que dejará muchísimos descamisados y con esmoquin a los de siempre y algunos nuevos ricos.
Las políticas de Zapatero contra la crisis, erráticas e inseguras, sobre todo lo que no sirven es para crear empleo, el principal problema de Andalucía con más de un millón cien mil parados, los datos oficiales lo han demostrado ya en agosto. Pero no sólo podemos apreciar esto sino que además quiere tocar el Pacto de Toledo, esta subiendo impuestos, aumentará la edad de jubilación, congela pensiones, baja sueldos de funcionarios, y recortará gastos sociales. Esto no parará aquí, esto es una tendencia, que Zapatero ha comenzado a ejecutar y seguirá si el pueblo lo deja, y si entran la otra derecha, los populares, la seguirán ejecutando, pues ya lo tendrán fácil, la barrera alta ya se la habrá quitado Zapatero.
Por ello, los andalucistas apoyamos la Huelga General, entendemos que es y debe ser una Huelga de la Ciudadanía Andaluza, de los trabajadores y de las clases medias, de los parados y de los pensionistas, de los autónomos y de los pequeños empresarios que no reciben créditos de los bancos a los que dio dinero Zapatero, de todos los que ya están sufriendo, como la subida del IVA, esas políticas de Zapatero.
Los andalucistas llamamos a la dignidad de los andaluces. Basta ya de ser los últimos del estado español, no nos conformemos con subsidios, exijamos trabajo, no permitamos asistencialismos que buscan el clientelismo exijamos derechos dentro estado del bienestar. Seamos libres, es la hora, de volver a levantarnos y como el 28 de febrero, en vez de bailar al son que mandan desde Madrid, hacer que Madrid, Bilbao y Barcelona baile al son que requiera Andalucía.
Los andaluces somos solidarios, es nuestra esencia como pueblo, universalistas, pero no tontos y si en la historia dimos nuestra impronta, con dos emperadores romanos, con Al-Andalus, en el descubrimiento de América, como podemos permitir ahora ser una colonia interior del estado, sin bancos, sin poder financiero, con un Zapatero que por decisión política dio a los vascos CAJASUR, con pocas empresas propias, con lo cual ellas pagan sus impuestos en Madrid o Barcelona, y con más de un millón cien mil parados.
Los andaluces deben de decidir, si paramos o no esta tendencia hacia una sociedad neoliberal donde Andalucía será más pobre. Los andaluces sacamos nuestro orgullo para unirnos y luchar por lo nuestro y para dejar una Andalucía mejor a las próximas generaciones, sobre todos a mujeres y jóvenes en discriminadas situaciones en el mercado de trabajo mucho mayor que en el resto del estado, y que nadie nos trate con menospreció como cada día ocurre más pasando más allá de Despeñaperros, incluso políticos.
Decidamos si queremos el neoliberalismo que defiende el PSOE de Zapatero y el PP o buscamos otra solución a nuestro futuro. La barrera esta clara, quién apoya a Zapatero es neoliberal no es de izquierda, no es socialista, que lo tengan claro los cargos públicos electos por el PSOE y quién los vota.
Andalucía tiene la fuerza para cambiar no sólo nuestra tierra sino también el estado, que España no sea un juego de Barcelona, Madrid y Vitoria y los demás seamos el resto, como así nos llaman.
Hay momentos en que se escribe la historia con mayúscula, los andaluces lo hicimos un 4 de diciembre de 1977 y un 28 de febrero de 1981. Ahora es la hora de escribir, sino lo hacemos, si seguimos aletargados, seguiremos siendo el furgón de cola del estado, los graciosos y las chachas en las televisiones de Madrid.

Cádiz a 16 de Septiembre de 2010.

Ramón Sánchez Heredia
Presidente Comité de Enlace Provincial Andalucista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada