miércoles, 10 de marzo de 2010

¡¡¡ QUE PENA DE DEMOCRACIA¡¡¡

Estoy triste, no lo puedo remediar. La democracia que tenemos hace agua. Lo que he visto y oido hoy en el Pleno de la Diputación de Cádiz ha sido esperpéntico. Triste recordar como una Corporación que se distinguía por cierta altura política, con los rifirafes normales, pero con cordura y estilo, en esta legislatura se ha convertido en una leonera, o como se dice en Cádiz "una casa de vecinos", se ha contagiado de los malos estilos.
En el día de hoy se celebraba el Pleno Ordinario del mes de marzo, pocos temas de gestión y unas cuantas mociones de los grupos políticos, se esperaba una sesión rápida y tranquila, pero no, aquí no importan los temas sino la confrontación por la confrontación, cualquier punto es bueno para "animar el cotarro".
Generalmente, los enfrentamientos están centrados entre el PP y el PSOE, empezando uno u otros, llegándose a comentar que son el "segundo asalto" de las disputas tremendas del Ayuntamieto de Cádiz. Hoy ha sido distinto, ha sido el Presidente Gozalez Cabañas el que ha dado mandobles a diestra y siniestra, con un acólito en las filas de IU, el Alcalde de Puerto Real Jose Antonio Barroso, que entre bromas y chascarrillo se pasa varios pueblos.
Entre otras linduras Gonzalez Cabañas llamó "nacional socialista" a los peperos, Barroso directamente a un diputado lo trato con palabras finas de tonto,......vamos, un ambiente de absoluto respeto y cordialidad parlamentaria.
En esto se llego al punto 12 del Orden del Día, trataba de una moción de rechazo al proyecto de eólicas marinas, punto que unía intenciones de IU,PP y PA, o sea el PSOE se quedaba sólo y en minoría. En el pleno había poco público, además conocidos, la mayoría miembros de los partidos y trabajadores de la casa, sólo había unos cuantos miembros de la plataforma contra este proyecto, no me equivoco si señalo que no más de seis. Pues bien, en medio del debate, el Presidente dice que se está insultado a una diputada socialista y que se vayan los de la plataforma, tras ello indica que se suspende por diez minutos el pleno. Asombro general porque nadie había oido nada. Vuelve pasado un tiempo el Presidente, se sienta y señala que como no se han ido que se levanta el Pleno, cuando todavía el diputado andalucista no había podido ni sentarse y algunos diputados pedían la palabra, por cuestión de orden, mientras el mencionado Presidente cogía la de Villadiego sin mirar a nadie.
No dudo que haya habido algún comentario insultante, lo cual recrimino, pero a quién hay que desalojar es a los perturbadores no a los diputados provinciales. Además los presuntos perturbadores no eran muy jóvenes y parece ser que la posible causante era una señora con algunas décadas, acompañadas de un señor con una muleta, o sea, no suponían la más mínima amenaza o coacción.
Luego en comentarios posteriores, me enteró que parece ser que el insulto utilizado era el de "payaso", lo cual después de las cosas que se habían dicho esta mañana, aunque recriminable, era una futilidad.
El Presidente se ha arrogado un poder no asumible ni política ni jurídicamente. Me explico, no había causa politica ni peligro alguno para que no se siguiera el pleno, salvo que hubiera el objetivo espúreo de que no se votara el punto que se estaba tratando. Juridicamente el Reglamento Orgánico de la Diputación señala que mientas que exista quorum el pleno se desarollará hasta que concluya el día, tras lo cual o pasan los puntos al pleno siguiente o este se convoca para que sigue al día siguiente, siendo el mismo y único pleno. Ningún Presidente puede acabar un Pleno por las buenas, si motivos razonados y suficientes o acuerdos de los portavoces, se extralimita en sus poderes, que no son ilimitados. El ejemplo dado hoy es sumamente peligroso, si veo que pierdo una votación, levanto el Pleno; sino me interesa en ese momento ese debate, levanto el Pleno;.......
Con esta pedagogía política ¿a donde llevamos a la democracia?, ¿que esperamos que hagan los ciudadanos en la calle? ¿tanta tensión a donde nos llevará?¿vale la pena volver a las dos Españas por un puñado de votos?¿vale esto por salir en los medios de comunicación?.
Algunos preferimos otra política, la de antes, sin tanto paripé, sin tanta imagen, sin tanta encuesta que les pone de los nervios, pues al paso que vamos en la calle no se oirá como insulto eso de payaso sino otra de político.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada