lunes, 31 de mayo de 2010

LO QUE HAY TENER

LA VERGÜENZA POLITICA
Todos los políticos no son iguales ni lo que ocurre aquí ocurre en todos los sitios. Afortunadamente, hay esperanza para el futuro, la desvergüenza puede acabar.
Acabo de leer en la prenasa que el Presidente de Alemanía Horst Köhler ha dimitido. Primer asombro, hay estados donde la gente dimite si mete la pata y en este caso nada más y nada menos que el Jefe del Estado.
El motivo ha sido la polémica desatada por unas declaraciones sobre la misión de las tropas alemanas en Afganistán, en las que insinuó que podía constituir un uso inconstitucional de las Fuerzas Armadas y servir a intereses económicos. Segundo asombro, por sólo unas palabras que podían estar fuera de su competencia de Jefe de Estado, por sentido de dignidad y de respeto a los ciudadanos se va agradeciendo haber prestado unos servicios a los alemanes.
Comprenderan que esto, visto de Andalucía, sea traumático, pues hemos tenido un Presidente, el ínclito Manolo, que no tenía reparos en que su querida hija tratará con la Junta para la empresa con la que trabajaba y cosiguierá suvbenciones sospechosas, el Alcalde de Sevilla, Monteserrín, va a Barcelona en avión pero manda su coche a esperarlo al aeropuesto, o sea el coche va y viene de Sevilla a Barcelona, como si fuera a conocerlo algún catalán, alomás alguno por leer en los papeles el caso de corrupción de Mercasevilla; pero lo mismo podríamos seguir con los trajes del Camps, etc........
Como diría un chirigotero:
Artículo 1 Aqui no dimite nadie.
Artículo 2 Los muertos del que no.
Artículo 3 Encima se llevara una catea, viendo los coros.
La recuperación de la vergüenza es necesaria, se preocupan en Alemanía por unas palabras, aquí se escribe en el BOE y al día siguiente se cambia, la ministra dice que es un error tipográfico, y ZP que ha sido por la que le han montado los alcaldes, y ella, pese a quedar a la altura del betún, no dimite. Marianito dice que hay que ahorrar en la campaña electoral, austeridad, y yo me pregunto cuanto se gasta en todos los mitines fin de semana para los noticiarios, o porque el Presidente de Galicia esta en La Línea de la Concepción haciendo campaña y ¿quién paga?. Aquí se miente, se dicen butada, los mitines fines de semana sólo sirven para insultos y cotestación de PP y PSOE y viceversa, y no pasa nada. Nadie dimite.
Es posible la vergüenza en política, que el ciudadano mire, compare y aprenda de lo que pasa en Alemania.
Al que lea esto, por favor pasarlo a otros ciudadanos, RENOVEMOS LA DEMOCRACIA. Gracias.
RAMON SANCHEZ HEREDIA
31 de mayo d 2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada